Menla

Espejo azul,

una hierba nace abierta
de tu mano.

Nos lavaremos para recibir al Sanador.
        
Los inciensos –ángeles– se levantan.
Los ángeles –inciensos– ya están danzando.

Estamos aquí por los dorados enfermos,
los arqueados,

que buscan,
con la mano enceguecida,

tu néctar,

entre las estructuras
manchadas.
        
Amigo:

por ti, cual cirios de carne,
ardemos:

¿quién otro nos pondrá
un ojo tercero

de vida
en la frente?

Así que en la costa hemos dejado
un tabaco fino, un sahumerio

rojo, inmortal –una ciudad
de ofrendas, para ti.

Te damos todo:
los pájaros transparentes

te damos. 

Remueve la decadencia,
remueve la pudrición,

en el centro de los nombres
remueve lo triste,
y lo no expiado. 

Te imploramos.

Que tu lluvia de animal divino
limpie los mares todos,

sane con sus cinco brasas
el árbol de cada cual.

Beberán las sílabas
el rocío tiernísimo.

Penetrarás
los cráneos.

No hay comentarios:

+

Maurice Echeverría ha publicado los libros de poemas Encierro y divagación en tres espacios y un anexo (Editorial X, 2001), y en formato blog los libros Plegarias Mutantes (Zanate, Guatemala, 2008), Setenta y dos ángeles tullidos (Zanate, Guatemala, 2008), La glándula infinita (obra en progreso, Zanate, Guatemala, 2008), Los poemas de Saffron Lane (Zanate, Guatemala, 2008), La oreja en tu mano (Zanate, Guatemala, 2009), y Zona 3 (obra en progreso, Zanate, Guatemala, 2010). Ganador del Premio Federico García Lorca de Poesía 2006, convocado por el Centro Cultural de España en Guatemala.
 

Creative Commons License
La glándula infinita by Maurice Echeverría is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Guatemala License.