Callar y decir

No tengo otra cosa
que dar a los seres–madre

que mi palabra
y mi silencio.

Fui:
patriarca,
payaso,
cuidador
de tumbas,
ángel
en los desiertos.

Fui muchas
cosas y fui otras.

Repartidor de flores.

Conserje en el hotel
de los fantasmas.

Árabe de las guerrillas.

Reloj despertador.

Padrino cien veces.

¿No me vieron
extraer pacientemente
el agua de la sangre?

¿No es cierto
que compré corbatas
para los hombres de negocios?

¿No llevé rones
a los desesperados?

¿No barrí los patios
en donde se acumulaban
los ceniceros?

Pero mi verdadero
talento es callar y es decir.
Mi maestro me dijo:
no digas nada, habla.
Y eso he venido
haciendo: conversar
con los beduinos,
y si estoy de humor
con los turistas.

No hay comentarios:

+

Maurice Echeverría ha publicado los libros de poemas Encierro y divagación en tres espacios y un anexo (Editorial X, 2001), y en formato blog los libros Plegarias Mutantes (Zanate, Guatemala, 2008), Setenta y dos ángeles tullidos (Zanate, Guatemala, 2008), La glándula infinita (obra en progreso, Zanate, Guatemala, 2008), Los poemas de Saffron Lane (Zanate, Guatemala, 2008), La oreja en tu mano (Zanate, Guatemala, 2009), y Zona 3 (obra en progreso, Zanate, Guatemala, 2010). Ganador del Premio Federico García Lorca de Poesía 2006, convocado por el Centro Cultural de España en Guatemala.
 

Creative Commons License
La glándula infinita by Maurice Echeverría is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Guatemala License.