Día de la Revolución

Los cuerpos,
los huevos,
las raíces,

todo seguirá
ardiendo

en el tedio.

Las gotas ácidas
seguirán cayendo

sobre las cabezas
de las novicias

desquiciadas. 

Siempre habrán órganos
de hombres y de perros

en la Plaza Central.

Clanes
de niños

gritando

–celebratorios,
iniciáticos–

con los pequeños
muñones,

como jabones
de sangre,

levantados al aire.

No irán a ningún lado
los insectos albinos y gigantes

que evisceran a los campesinos
en las trincheras barrocas.

Todo será de nuevo estrangulado
por la voz fluorescente,

ubicua,
telepática,

que calcina

cantinas
y edificios,

y se come
los carros

en las calles
hambrientas.

Los fanáticos
rezan, piden:

que una correntada
de agua inunde

la ciudad maldita.

Pero sabemos
que nada de eso

es, de hecho, posible.

Sabemos que los pájaros

proseguirán
con la tarea
de devorar

las vaginitas

de las nonatas
abandonadas

que ahora chillan

sobre las bancas
roncas de piedra.

Verán:

esta es la guerra ideológica,
es la guerra del ciempiés.

No hay revolución posible.

El laberinto es frío –y es eterno.

No hay comentarios:

+

Maurice Echeverría ha publicado los libros de poemas Encierro y divagación en tres espacios y un anexo (Editorial X, 2001), y en formato blog los libros Plegarias Mutantes (Zanate, Guatemala, 2008), Setenta y dos ángeles tullidos (Zanate, Guatemala, 2008), La glándula infinita (obra en progreso, Zanate, Guatemala, 2008), Los poemas de Saffron Lane (Zanate, Guatemala, 2008), La oreja en tu mano (Zanate, Guatemala, 2009), y Zona 3 (obra en progreso, Zanate, Guatemala, 2010). Ganador del Premio Federico García Lorca de Poesía 2006, convocado por el Centro Cultural de España en Guatemala.
 

Creative Commons License
La glándula infinita by Maurice Echeverría is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Guatemala License.